Un estudio pone de manifiesto el aumento del consumo de contenidos y servicios online a raíz de la pandemia

Teletrabajo
Teletrabajo

La pandemia del coronavirus ha cambiado -y cambiará- muchas cosas. Un estudio del banco ING realizado entre el 15 de mayo y el 7 de agosto en el que han participado 900 personas revela que los españoles han aumentado el consumo de contenidos y servicios online a raíz de la pandemia del coronavirus.

Durante la pandemia, ha aumentado el consumo de contenidos de entretenimiento online y el uso de redes sociales (48,9% y un 48,5% respectivamente de los encuestados lo usan más), así como el uso de servicios financieros digitales como las inversiones online (12%), la banca online (31%) y la prensa digital (36%).

Uno de los aspectos que más se ha visto influido por la etapa de confinamiento y que ha supuesto un cambio en los hábitos de los ciudadanos, es el incremento del consumo de algunos bienes y servicios a través de canales digitales. De hecho, un 48,5% prevé que en los próximos 3 meses se producirá una mayor digitalización.

Por otro lado, los encuestados muestran ahora una mayor sensibilidad en sus decisiones de compra hacia productos y servicios respetuosos con el medio ambiente. Concretamente, 4 de cada 10 declara tener muy en cuenta el impacto ambiental de sus actos de consumo. También se incrementa la compra de productos orgánicos y el fomento de la economía local y de proximidad entre un 43% de los españoles.

La pandemia también ha hecho mella en las economías domésticas. El 16,1% de los encuestados admite estar actualmente solicitando un crédito o hacerlo próximamente, mientras que el 17,5% reconoce que tendrá que vender algunos activos en los próximos seis meses. Además, un 38% de los españoles asume que utilizará sus ahorros para hacer frente a esta nueva situación financiera.

Por todo ello, más del 44% de los encuestados afirma que se han dado cuenta de la importancia de ahorrar más y declaran que van a intentar crear un fondo de ahorro para posibles emergencias.

Del estudio también se desprende que la mitad de los españoles considera que les afectará la distancia social y sus consecuencias en las relaciones personales con amigos y familiares. Además, casi la mitad de los encuestados reconoce que dará más prioridad al desarrollo personal y la familia y casi un 40% asegura que tendrá más opciones para el teletrabajo y, por lo tanto, para la conciliación familiar.

Finalmente, en relación al periodo estival, el 48% de los españoles se mostraba a principios de verano con ganas de disfrutar de vacaciones este año.

Sé el primero en comentar esto

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*