Internet Explorer morirá definitivamente en agosto del 2021

Internet Explorer morirá definitivamente
Internet Explorer. Foto: Pixabay.

Microsoft ha anunciado que el popular navegador Internet Explorer morirá definitivamente en agosto de 2021. La compañía ha emitido un comunicado en el que explica que las aplicaciones y servicios de Microsoft 365 dejarán de ser compatibles con su navegador Internet Explorer, todavía instalado en ordenadores antiguos.

La fecha límite será el 17 de agosto de 2021 pero el 30 de noviembre de este año Internet Explorer 11, la última versión del popular navegador, dejará de ser compatible con los entornos modernos de Microsoft.

La muerte de Microsoft Internet Explorer también afectará a su sucesor Edge, el navegador «puente» entre Internet Explorer y el actual que comercializa Microsoft, que está basado en Chromium, la parte de código abierto que utiliza el navegador Chrome de Google.

No es que Internet Explorer es que deje de funcionar del todo. Es que, según la empresa, la experiencia de usuario será muy limitada y muchas de las funcionalidades no serán compatibles con los nuevos entornos de Microsoft. Si a eso le añadimos que hace años que no hay actualizaciones, la muerte del popular navegador es prácticamente un hecho.

Internet Explorer fue el rey de los navegadores de los años 90 y hasta principios de los 2000. Contaba con un buen número de detractores, sobretodo en el ámbito profesional, pero su icono se convirtió en símbolo del acceso a internet. Seguramente por ser uno de los primeros.

Desbancó rápidamente a Netscape, el primer navegador que consiguió una significativa cuota de mercado en el pequeño internet de entonces. Probablemente algo tuvo que ver el hecho de que todos los ordenadores con sistema operativo Windows salieran de fábrica con Internet Explorer preinstalado. Esto último le valió a Microsoft una multa de la Comisión Europea por abuso de posición dominante en el mercado.

Posteriormente la aparición de Mozilla Firefox -que ideó las pestañas y contribuyó a la cultura del software libre-, el aumento de la cuota de mercado de los ordenadores Macintosh de Apple y, finalmente, la entrada de Google con la promesa de un navegador rápido y simple, acabaron por destronar al rey de los navegadores.

Sé el primero en comentar esto

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*