Google admite que escucha conversaciones privadas

Google admite que escucha conversaciones privadas
Google admite que escucha conversaciones privadas

Primero fue Amazon el que hace unos días admitió que las conversaciones que los usuarios mantienen con su altavoz inteligente Alexa no se borran del todo. Incluso aunque se utilice la función de borrado de conversaciones.

Ahora es Google el que ha admitido que escucha conversaciones privadas de sus usuarios con su asistente para «mejorar el funcionamiento» de Google Assistant. Lo hace con el 0,2% de las conversaciones según han recogido varios medios de comunicación esta semana. Esto ha ocurrido después que se hayan filtrado varios audios en neerlandés a una televisión belga.

La diferencia con el caso de Amazon es que en Google quienes escuchan son personas. Y entre los idiomas en los que se realizan las escuchas están el español y el portugués según recoge El País.

Según el periódico esta práctica supone una posible fuga para datos sensibles, sobretodo por la precariedad laboral en la que se encuentran los transcriptores de los audios. Son personal externo a Google que trabajan con contratos de obra y servicio o freelance. Escuchan unas 5.000 grabaciones por semana y difícilmente ganan el salario mínimo interprofesional, siempre según la versión de El País.

Práctica aparentemente legal

Sin embargo, esta práctica es, en principio legal, ya que se incluye en los términos y condiciones de Google. Aún así, el procedimiento es lo que despierta la duda de algunos juristas que señalan que los usuarios «no son conscientes de lo que estaria realizando su asistente virtual».

Los transcriptores consultados señalan que la mayoría de grabaciones se inician con el comando «Ok Google». En el caso que la activación del micrófono se realice de forma accidental no pueden transcribir lo que se dice. No se pueden anotar documentos personales (bancarios o de identidad) pero sí teléfonos móviles y direcciones.

Por su parte, Google sostiene que los audios no se asocian con las cuentas de usuario, algo confirmado por los transcriptores. Aún así, esto no quiere decir que técnicamente la empresa no pueda asociar los datos a un usuario concreto.

Google ha anunciado en un comunicado que uno de los revisores ha violado la política de seguridad de la compañía al filtrar los audios a la televisión belga y que han abierto una investigación para tomar medidas por esta filtración.

Sé el primero en comentar esto

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*