Cómo evitar que te pirateen la cuenta de Facebook (o casi de cualquier servicio)

Página principal de Google en un dispositivo móvil
Página principal de Google en un dispositivo móvil (Pixabay)

¿Cómo evitar que te pirateen la cuenta de Facebook, Twitter o Netflix? A continuación te damos algunas pistas.

Las redes sociales y los diferentes servicios de internet -como Netflix, Amazon o Spotify– se han convertido en los últimos años en el foco de los ladrones de datos. Los grandes servicios de internet son utilizados cada día por millones y millones de personas.

En esas cuentas no sólo almacenan datos personales como direcciones de correo electrónico y números de tarjetas de crédito, también contienen una especie de «mapa» de quién es cada persona. Qué hace cuando entra en Facebook o Instagram. Qué pelis o series ve cuando utiliza Netflix o qué música escucha en Spotify. Y todo eso es muy goloso.

Conscientes del acecho continuo de los ladrones de datos sobre los usuarios, las empresas tecnológicas han ido desarrollando a lo largo del tiempo diferentes sistemas de seguridad adicionales para evitar que te pirateen la cuenta de tu servicio favorito y que complementan la primera barrera: la autentificación con usuario y contraseña.

Cómo evitar que te pirateen la cuenta

Hace unos días recibí un whatsapp de una amiga que me contaba que alguien estaba publicando en su nombre en su cuenta de Facebook. Vaya, que la habían hackeado la cuenta. Esto, aunque no lo parezca, es terriblemente fácil y suele hacerse mediante lo que se conoce como «fuerza bruta», es decir varios intentos de inicio de sesión combinando nombres de usuario y contraseñas altamente probables.

Si tenemos en cuenta que muchas personas no son muy originales a la hora de escoger sus contraseñas…pues tenemos la tormenta perfecta 🙂

Primero de todo, utiliza una contraseña mínimamente segura que tenga letras, números y algún carácter especial. Memorízala. Y si sospechas que alguien está utilizando tu cuenta puedes optar por cambiarla y por cerrar todas las sesiones activas. Ésta última opción la encontrarás en el apartado de configuración. De hecho, es recomendable hacerlo de vez en cuando.

También es recomendable que cierras la sesión de todos los dispositivos en los que has utilizado el servicio, excepto si solo los utilizas tú. Te sorprenderías la cantidad de veces que me encontrado sesiones de Gmail abiertas en los ordenadores de una aula.

Autentificación en dos pasos

Es la clave. La herramienta más poderosa para evitar que te pirateen la cuenta. Al principio puede ser un poco coñazo porque periódicamente te van a solicitar que te autentifiques otra vez a partir de un código que te van a enviar por correo electrónico, SMS o una notificación a través de una app. Si no estás intentando acceder a Instagram, por ejemplo, y recibes una notificación de ese tipo, sabes que algo no está yendo bien y podrás tomar cartas en el asunto.

Sé el primero en comentar esto

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*